Gestiona tus fondos en el póquer

Gestión doble

No todos los que se inician en el mundo del póquer quieren tomarse las cosas a la ligera. Hay algunos usuarios que ya sean por tener una mente repleta de paciencia o simplemente por contar un un capital elevado prefieren ir paso a paso con buena letra.

Seguro que estas personas ya conocen la gestión conservadora de las 100 cajas (o 100 entradas de torneo o Sit and Go), pues ya hemos hablado de ella en otras ocasiones, pero más allá de esa existen otros métodos igual de interesantes. Uno de ellos es el que se conoce como gestión doble. Este curioso sistema tiene una regla principal muy peculiar y no es otra que dividir la inversión que tenías pensado depositar en dos mitades. Por ejemplo, si tu idea era comenzar en una sala de póquer con 1000€, partirlo en dos mitades de 500€.

Una vez lo haces, la clave está en seguir con la primera mitad la estrategia conservadora de las 100 cajas o entradas. De esta forma, a pesar de que tu bankroll “virtual” es de 1000€, el tangible es de 500 y en el caso de los torneos esto te daría acceso como máximo a los MTT o los SnG de 5€ de entrada. Si lo extrapolamos a las mesas de dinero real, el límite máximo serían las mesas cuya ciega grande fuese 0,05€, es decir, que una caja fuese 5€.

La clave de esta gestión es que, sí por un casual entrásemos en una mala racha que mermaras nuestros fondos, aún tendríamos como colchón la otra mitad. Hay bastantes variantes en este sentido, pero una opción que nos parece acertada de todas las que hay es que, si bajas a 25 cajas o entradas del nivel con el que comenzaste, entonces realices el depósito de la segunda mitad.

Puede parecer una estrategia carente de sentido, pero lo cierto es que para el factor psicológico resulta de gran ayuda en lo que a presión se refiere. Ante una mala racha no habrás perdido todo tu dinero y seguramente tengas tiempo más que suficiente para analizar tu juego y tomarte un tiempo de reflexión para depurar fallos. Además, y a pesar de poder acceder a límites menos altos, la constancia del juego de aquellas personas que siguen esta gestión suele ser más eficiente por jugar de forma más pausada.

Sobra decir que si tu situación es que te encuentras con un capital bajo (menor a 200€), esta opción no merece la pena en absoluto porque apenas tendrías acceso a mesas de ningún tipo ya que no existen límites tan bajos. Pero para aquellos que desean ir con pies de plomo y cuentan con bastante dinero inicial, es una idea a tener muy en cuenta.